escapes fonos

Av. Dr. Feliciano A. Chiclana 3633/39/41
Boedo (C1262AAA) CABA
info@escapesfonos.com.ar

Tel.: 4921-9917
Fax: 4924-4407
Nextel ID: 562*4438

 

PREGUNTAS FRECUENTES

COMO FUNCIONA UN CAÑO DE ESCAPE

El sistema de escape es uno de los componentes que más padecen en su automóvil. La falta de mantención puede provocar situaciones no deseadas, como ser la rotura de unos de sus componentes en la ruta al salir de vacaciones, o la filtración de gases tóxicos y olores desagradables hacia el interior del automóvil.
Cuando se coloca un nuevo sistema de escape, es mejor hacerlo de forma completa, con sus caños, silenciadores, soportes y demás piezas que lo componen. Sin embargo, las revisiones y mantenciones periódicas pueden extender la duración del sistema significativamente.
La función primordial del sistema de escape es sacar del motor los gases producidos durante la combustión y lanzarlos a la atmósfera. Se consigue esto mediante un tubo que va del colector de escape del motor a la parte trasera del automóvil. Como la acción del motor de combustión interna produce mucho ruido, el sistema de escape contiene un dispositivo silenciador.
Los sistemas de escape sufren por su parte exterior los embates del agua, del polvo y de las piedras. Por dentro están sujetos a un trato aún peor, ya que los gases de escape llevan agua en forma de vapor, ácidos producidos por la combustión y combustible no quemado. Todos estos factores tienen un poderoso efecto corrosivo sobre el metal, el cual es mayor en un motor que funciona en frió. Por ej., el sistema de escape de un automóvil utilizado para desplazarse en ciudad sufre mucho más la corrosión que el de un automóvil utilizado para recorridos largos y rápidos. Es posible hacer algunas reparaciones en un componente estropeado, pero si el origen de la avería es la corrosión la mayoría de las veces habrá que reemplazarlo.
No debe olvidarse también las averías que puede ocasionar sobre el sistema la vibración constante del motor y el mal estado de los caminos.


PREGUNTAs:

P: Mi automóvil aparenta hacer más ruido al andar. Cómo puedo saber si el problema se encuentra en el escape ?
R: El sistema de escape de su auto es altamente complejo. El ruido excesivo podría provenir de roturas en las juntas del caño motor, en el caño intermedio, o bien, en el silenciador. En particular la rotura del silenciador provocará un andar más ruidoso, aumentará la emisión de humo oscuro por el escape y hasta podría quitarle potencia al motor.

P: Cómo funciona un silenciador? Se encuentran construidos utilizando algún material especial a prueba de ruido?
R:  Técnicamente un silenciador por dentro posee un circuito extenso de tuberías por el cual se desplazan los gases producidos durante la combustión del motor. Este circuito se encuentra recubierto por tapas adicionales de chapa. En conjunto, proveen un mecanismo que aplaca los ruidos que de otra manera se producirían si los gases fueran liberados directamente al exterior.

P: Además del ruido excesivo, la perdida de potencia y la emisión de humo, que otras cosas debo chequear del escape de mi auto?
R: La presencia de óxido es otra clara señal a tener en cuenta, ya que finalmente el componente se terminará picando y exigirá su reemplazo. Otro punto a revisar son los soportes que sostienen el sistema cerca del chasis de su auto. De estropearse alguno de ellos el escape podría golpear contra el pavimento y romperse. De todas maneras, estas no son siempre cosas que pueden verificarse espiando por debajo de su auto. Como regla recomendamos llevar su auto a inspeccionar por especialistas al menos una vez al año.

P: Qué es un catalizador? Cómo funciona?
R: El catalizador es un componente del sistema de escape que se ubica  antes del 1er silenciador y cuya misión es convertir los gases contaminantes en gases inocuos. Esta pieza consiste de una cerámica recubierta por metales preciosos.
El motor luego de la combustión expulsa entre otros gases CO (monóxido de carbono), que es un gas muy tóxico para el medio ambiente. En cuanto el CO entra al catalizador se produce una reacción química que lo transforma en CO2 (dióxido de carbono), que es un gas menos contaminante para el medio ambiente.